25 julio 2007

Los que si hicieron diferencia

Posted in Sin categoría tagged a 12:44 PM por Dr.Beta

Por Jerry Crasnick
ESPN.com

La fecha límite de cambios del 31 de julio se aproxima, y los fanáticos en diferentes ciudades están obsesionados en la Internet mientras sus equipos se movilizan en los pocos días que restan en la temporada de compras de Mark Teixeira.
Mientras tanto, la historia reciente nos dice que veremos un cambio de Octavio Dotel, otro de Jon Rauch, y una transacción de Teixeira sólo si el gerente general de Texas Jon Daniels está decidido a moverlo, o si un contendor está dispuesto a ofrecer su producto joven.
Asi que, ¿qué nos inspirará a distraernos de la carrera de Bonds por el HR 756 y los discursos del Salón de la Fama de Cal Ripken Jr. y Tony Gwynn en la semana que viene? Al menos, veremos algunas movidas que podrían verse ahora como inconsecuentes, pero que tendrán un impacto mayor a medida que se acerque la postemporada.
Desde el 2000, varios equipos ganadores de Serie Mundial hicieron mejorar en julio que les rindieron dividendos significativos en agosto, septiembre y octubre. Los analizamos aquí en el escrito de esta semana de los “9 Abridores.”
  
1. Cardenales de San Luis adquieren al abridor Jeff Weaver de los Angelinos de Los Angeles el 5 de julio de 2006 por el jardinero de liga menor Terry Evans.
El cambio: Weaver estaba teniendo una temporada terrible para los Angelinos, quienes decidieron moverlo para crearle un espacio en la rotación a su hermano Jered. Los pretendientes no estaban exactamente tocando a la puerta del gerente general Bill Stoneman. Weaver tenía récord en su carrera de 81-97, había tenido problemas en dos mercados grandes, y era más conocido por su lenguaje corporal que por su récord en el terreno.
Los Cardenales estaban demasiado desesperados para ponerse a escoger. El hombro de Mark Mulder estaba lastimado, el novato Anthony Reyes no estaba listo, Jason Marquis estaba permitiendo jonrones con regularidad y Sidney Ponson estaba lanzando como, bueno, Sidney Ponson. Así que Walt Jocketty tenía que traer a alguien.
El resultado: Weaver, 5-4 con efectividad de 5.18 para San Luis en la temporada regular, subió su nivel en octubre y se convirtió en el más reciente producto de la linéa de proyectos de Dave Duncan. Completó una gran postemporada con ocho entradas de nueve ponchados para vencer a Detroit 4-2 y darle a los Cardenales el título.
“Fue nuestro héroe más grande,” dijo el mánager Tony La Russa durante la celebración.
Weaver no fue la única movida productiva en el límite para Jocketty. El segunda base Ronnie Belliard, adquirido desde Cleveland por Hector Luna, bateó para .462 contra San Diego en la Serie Divisional y le dió a los Cardenales una defensiva brillante.
2. Detroit adquiere al primera base Sean Casey de Pittsburgh por el relevista Brian Rogers el 31 de julio de 2006.
El cambio: Los fanáticos de los Tigres estaban salivandose ante la posibilidad de que Detroit adquiriera a Alfonso Soriano de los Nacionales de Washington en la fecha límite, pero el gerente general David Dombrowski no quiso dejar partir al bien cotizado prospecto jardinero Cameron Maybin por una renta de dos meses.
Así que los Tigres se conformaron por una mejora en la primera base: Consiguieron a Casey, bateador de .304 de por vida, gran compañero en el camerino y con buena defensiva, bajo la premisa que sería una mejora por encima del decaído Chris Shelton.
Fue una movida rara para Casey, quien dejó el equipo con el que se crió — los Piratas — y se unió al mánager (Jim Leyland) que llevó a Pittsburgh a tres títulos consecutivos en el Este de la LN en la decada de los 90.
El resultado: “El Alcalde” produjo para Detroit, bateando para .432 en la postemporadas y conectando dos jonrones en la Serie Mundial ante San Luis. Los Tigres le recompensaron firmándolo por un año y $4 millones poco después de la Serie.
3. Los Medias Blancas de Chicago consiguieron al jardinero sustituto Geoff Blum de San Diego el 31 de julio de 2005, por el lanzador de liga menor Ryan Meaux.
El cambio: El gerente general de Chicago Kenny Williams, imposibilitado de conseguir un acuerdo por el abridor de Florida A.J. Burnett o uno de varios candidatos relevistas (Billy Wagner, Danys Baez o José Mesa), decidió mejorar su banca.
Blum, egresado de sociología de la Universidad de California, es conocido por su versatilidad, su irónico sentido del humor y extravagantes recortes de cabello. Se llevó bien con el Grupo 4, el contingente de práctica de bateo de los Medias Blancas que incluye otros jugadores sustitutos como Chris Widger, Willie Harris y Pablo Ozuna.
El resultado: Blum fue solamente un jugador de apoyo moral en los playoffs, pero aprovechó al máximo su gran oportunidad de octubre — conectando un cuadrangular en la entrada 14 ante Ezequiel Astacio para llevar a los Medias Blancas a la victoria sobre Houston 7-5 en el Juego 3 de la Serie Mundial.
“El techo estaba abierto y las estrellas estaban alineadas correctamente esta noche,” le dijo Blum a los reporteros luego de silenciar a la multitud en el Minute Maid Park.
En un jubiloso camerino de Chicago, a Williams se le preguntó si había previsto una contribución de esta magnitud cuando lo consiguió en cambio.
“No soy tan listo,” dijo Williams.
4. Boston adquiere al campocorto Orlando Cabrera y el primera base Doug Mientkiewicz en un cambio con cuatro equipos, Minnesota, Montreal y los Cachorros de Chicago el 31 de julio de 2004. Nomar Garciaparra fue a Chicago como la pieza central del cambio.
El cambio: Boston lideraba la Liga Americana en carreras anotadas y estaba tercero en efectividad grupal, pero el gerente general Theo Epstein estaba atormentado por el hecho de que los Medias Rojas también lideraban las mayores en carreras sucias permitidas. Así que se puso a trabajar, añadiendo a Cabrera y Mientkiewicz y consiguiendo al jardinero central Dave Roberts en otra transacción separada con los Dodgers.
Las adquisiciones llevaron al equipo a cortar lazos con Garciaparra, un cinco veces Todos Estrellas y la cara de la organización de Boston desde la partida de Mo Vaughn.
“En mi mente, no ibamos a ganar la Serie Mundial con esta defensiva,” le dijo Epstein a la prensa de Boston. “Lo que hemos hecho hoy es perder a un gran jugador. Pero también hemos hecho nuestro equipo uno más funcional.”
El resultado: Los funcionales Medias Rojas vencieron a Anaheim en la primera ronda, luego hicieron historia al sobreponerse a un déficit de 3-0 para eliminar a los Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana. Roberts puso las cosas en movimiento con un dramático robo de la segunda base en el Juego 4.
Luego que Boston barriera a San Luis en la Serie Mundial, las nuevas caras fueron aclamadas por sus contribuciones. Cabrera bateó de hit en 12 de 14 juegos de postemporada e hizo 56 oportunidades de fildeo sin cometer error.
Mientkiewicz le dió a los Medias Rojas manos seguras en la defensiva en primera base y atrapó el out final de la Serie Mundial, en un lance de Keith Foulke. Fue el momento de sentirse bien por excelencia — al menos hasta que Mientkiewicz y el presidente de los Medias Rojas Larry Lucchino comenzaron a pelear por quien era el dueño legítimo de la pelota.
5. Florida adquirió al relevista Ugueth Urbina de Texas el 11 de julio de 2003, por el primera base Adrián González, el lanzador Ryan Snare y el jardinero Will Smith.
El cambio: El bullpen de Florida se encontraba 13º en efectividad en la Liga Nacional, así que el gerente general Larry Beinfest envió a tres jugadores de liga menor a los Vigiantes por Urbina. Los Vigilantes estaban emocionados por conseguir a González, un primer seleccionado en el sorteo y que había sido comparado con Rafael Palmeiro.
El resultado: Urbina, acercándose a los 200 salvados de por vida, le dijo al coach de los Marlins y compatriota Ozzie Guillén que estaría feliz de ir a la Florida como cerrador. Eventualmente consiguió suplantar a Braden Looper como el cerrador de los Marlins, consiguiendo marca de 3-0 y efectividad de 1.41 en la recta final.
Beinfest luego hizo otro cambio de impacto a finales de agosto, adquiriendo a Jeff Conine desde Baltimore, y los Marlins se coronaron campeones por segunda vez en su historia de siete años.
6. Los Yankees de Nueva York adquieren al tercera base Aaron Boone de Cincinnati el 31 de julio de 2003, en cambio por los lanzadores Brandon Claussen y Charlie Manning y dinero.
El cambio: Fue una semana llena de cosas en la vida de Noone. Primero los Rojos despidieron a su padre, Bob, como mánager en una limpieza organizacional. Entonces la única franquicia que había conocido en su carrera lo envía a los Yankees, quienes le hicieron un hueco en la tercera al cambiar a Robin Ventura a los Dodgers.
Boone fue tan emocional en su conferencia de prensa de despedida en Cincinnati, que comenzó a llorar y tuvo que salir del cuarto para componerse antes de comenzar a responder las preguntas de los reporteros.
El resultado: Boone tuvo problemas al inicio en Nueva York. Bateo .254 en la temporada regular, y se vió tan débil en los playoffs que el mánager Joe Torre lo sentó por Enrique Wilson en el Juego 7 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.
“Oye, apestas ahora mismo,” le dijo su hermano Bret, quien trabajaba con el equipo de transmision de la Fox, antes del partido.
No por mucho tiempo. Luego que los Yankees igualaran el Juego 7 ante Pedro Martínez, Boone conectó cuadrangular ante Tim Wakefield en la entrada 11 para eliminar a Boston y enviar a los Yankees a la Serie Mundial. Se unió a Bucky Dent en el panteón de los atormentadores de los Medias Rojas, y fue honrado con su propio apodo altisonante en Boston.
7. San Francisco adquiere al jardinero Kenny Lofton de los Medias Blancas de Chicago el 28 de julio de 2002, en cambio por los lanzadores Félix Diaz y Ryan Meaux.
El cambio: Barry Bonds, Reggie Sanders y Tsuyoshi Shinjo estaban lesionados, y el gerente general Brian Sabean esperaba que Lofton le diera a los Gigantes un empuje similar al que Andrés Galarraga le había dado cuando llegó de Texas en la fecha límite de cambios en el 2001.
“No sólo lo queríamos, lo necesitabamos,” dijo el mánager Dusty Baker acerca de Lofton. “Creo que todavía le quedan varias millas valiosas.”
El resultado: Lofton bateó .291 en la postemporada y logró juegos consecutivos de tres hits en la Serie Mundial mientras los Gigantes se quedaron cortos de vencer a los Angelinos. Eso fue grande para la reputación de Lofton pero no muy bueno para su estabilidad. Estuvo en Pittsburgh en la siguiente primavera, y luego añadió a los Cachorros, Yankees, Filis, Dodgers y Vigilantes a su lista de 11 equipos con los que ha visto acción en las mayores.
8. Los Yankees adquieren al jardinero David Justice de Cleveland el 29 de junio de 2000, por los lanzadores Jake Westbrook y Zach Day y el jardinero Ricky Ledee.
El cambio: Los tabloides de Nueva York estaban llenos de rumores de cambios sobre Sammy Sosa y Juan González cuando el gerente general Brian Cashman llamó al asistente del gerente general de Cleveland Mark Shapiro en una misión que parecía trivial: Quería localizar al escucha de los Indios Gary Tuck para darle su anillo de Serie Mundial.
Shapiro le mencionó que Justice estaba disponible, y Nueva York y Cleveland cuadraron un acuerdo que satisfizo la necesidad de los Yankees por un bate y el deseo de los Indios de recortar su nómina para intentar firmar a Manny Ramírez en un contrato multianual.
El resultado: Justice bateó .585 y conectó 20 homers en 275 turnos para ayuidar a los Yankees a alcanzar la postemporada con 87 victorias. Fue el JMV de la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante Seattle antes de regresar a la realidad ante los Mets en la Serie Mundial.
Los fanáticos de NY lo habían acosado con cánticos de “Hal-le Ber-ry” — su ex esposa y actriz — cuando vino a su estadio como jugador visitante con Atlanta y Cleveland. Pero la gente en el Bronx fue mucho más bondadosa ahora que usaba el uniforme a rayas.
9. Los Mets de Nueva York adquieren al campocorto Mike Bordick de Baltimore el 28 de julio de 2000, en cambio por Melvin Mora, Mike Kinkade, Lesli Brea y Pat Gorman.
El cambio: Luego que Rey Ordóñez se rompiera su antebrazo, el gerente de los Mets Steve Phillips trató de conseguir en cambio desde Cincinnati a Barry Larkin. Cuando no pudo concretarlo, consiguió a Bordick, un defensor estable e incansable trabajador que había reemplazado a Cal Ripken Jr. en el campocorto en Baltimore.
“Si tuvieramos nueve Mike Bordicks, estaríamos en contienda hoy,” dijo Syd Thrift, el vicepresidente de operaciones de béisbol de los Orioles, al diario Baltimore Sun.
Desafortunadamente, los Orioles tenían muchos Jason Johnsons y Pat Rapps. Tenían marca de 43-57 y no iban a ninguna parte, y la gerencia decidió hacer cambios hacia una mirada más joven y más económica.
El resultado: Bordick conectó jonrón en su primer turno como Met y bateó .324 en agosto, pero tuvo malas rachas en septiembre y octubre. Luego de haber sido sentado por el mánager Bobby Valentine en el juego final de la Serie Mundial ante los Yankees, se reveló que Bordick había estado jugando con un pulgar roto. Su estancia con los Mets fue breve, y regresó a Baltimore como agente libre en diciembre del 2000.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: